Mercedes-Benz

De camino hacia el futuro

En Mercedes-Benz, la movilidad del futuro se asienta sobre cuatro pilares: Connected, Autonomous, Shared y Electric. Los automóviles sin emisiones son el futuro. Y nuestra nueva marca EQ es mucho más que un vehículo eléctrico. 

Como inventores del automóvil, la movilidad es especialmente importante para nosotros. Nuestro objetivo ha sido siempre, tanto en el pasado como ahora, diseñar medios de locomoción innovadores y contemporáneos. El objetivo está claramente definido: queremos garantizar la movilidad de las generaciones futuras. 
Una parte de la solución consiste en el desarrollo de vehículos seguros, eficientes y con un bajo nivel de emisiones, con una combinación de cadenas cinemáticas adaptada a las exigencias del mercado. Igual de importante son las prestaciones de servicio diseñadas para cubrir a la perfección las necesidades de nuestros clientes. En nuestra iniciativa «El camino hacia una conducción sin emisiones» hemos definido las prioridades generales de desarrollo para las nuevas tecnologías de propulsión, especialmente las de bajo consumo de combustible y respetuosas con el medio ambiente: 

  • Perfeccionamiento de nuestros vehículos con motores de combustión interna de última generación
  • Eficiencia aún mayor gracias a la hibridación
  • Vehículos eléctricos con propulsión por batería y pilas de combustible

EQ representa un completo ecosistema eléctrico de servicios, tecnologías e innovaciones.

La marca EQ no solo comprende a los vehículos eléctricos, sino también a los productos y las prestaciones de servicio asociados. Desde bases de carga mural y servicios de carga hasta servicios digitales especialmente diseñados para vehículos eléctricos e híbridos enchufables. 
El resultado son innovaciones y servicios que forman parte un completo «ecosistema». Con este trasfondo, en Daimler hemos emprendido el camino hacia el cambio a propulsiones alternativas. Queremos conseguir que la movilidad eléctrica sea adecuada para gran parte de la población y, de ese modo, ayudarles a cambiar de rumbo. Nuestro principio es: las propulsiones alternativas deben ser propulsiones atractivas. No solo son importantes el placer de conducción, el diseño y la autonomía sino también la calidad, la seguridad, el servicio y la interconexión en red. Por eso nuestros vehículos eléctricos forman parte de este ecosistema, por ejemplo con los servicios de Mercedes me connect, que hacen la conducción eléctrica todavía más fácil. 
Además de la electrificación de nuestros vehículos, también estamos trabajando en conceptos de movilidad totalmente nuevos. Gracias a la interconexión inteligente en red, la conducción sin conductor y el carsharing podría ser posible, por ejemplo, reducir el volumen de tráfico en los centros urbanos a largo plazo a pesar de la creciente necesidad de movilidad.